LA MUERTE DULCE: El fantasma traicionero del CO

Hay situaciones de riesgo que son previsibles porque las personas que lo sufren son conscientes de que actuando como lo hacen algo puede ocurrir (velocidad, altura en construcción). Pero hay otros riesgos que son traidores porque actúan con alevosía, silencio e incluso con nocturnidad. El CO es un maestro de la sorpresa mortal. El monóxido de carbono fruto de una combustión incompleta está al acecho en situaciones normales , en el brasero doméstico, en el el habitáculo del vehículo, en la caldera de combustión de la biomasa de la calefacción. No se percibe apenas. Los efectos y las convulsiones aparecen cuando ya se ha perdido el conocimiento.

El monóxido de carbono es un gas, más pesado que el aire, inodoro, insípido e incoloro que puede causar serios daños, incluida la muerte, sin previo aviso. Cuando se inhala y entra en contacto con la sangre, se produce la transformación de la hemoglobina, encargada de transportar el oxígeno, en carboxihemoglobina, impidiendo el aporte de oxígenos al cerebro y demás órganos del cuerpo.

La aparición de biocombustibles más económicos que los derivados líquidos del petróleo e incluso que los gases propano y butano, ha abierto una linea comercial muy importante con las calderas de biomasa en la que se queman los denominados pellets de material vegetal adecuadamente tratado para quemar en calderas de calentamiento de aguas y de calefacción. Pero el uso de tales materiales en silos de depósito ha demostrado que esta biomasa puede generar emanaciones que no se detectan por los trabajadores que no tienen conciencia del riesgo,y simplemente entrar en el silo para remover la biomasa, ha producido la muerte del trabajador que tras perder el conocimiento fallece en el silo por la acción del monóxido de carbono.

Debido a la peligrosidad del gas y a la peculiaridad de los almacenamientos de pellets los estudios más avanzados recomiendan que deben de contemplarse, como mínimo, las siguientes medidas preventivas:

– Se debe de realizar una completa evaluación de los riesgos iniciales y una exhaustiva planificación preventiva.

– Los silos de almacenamiento están considerados como espacios de trabajos confinados y como tal se deben de tratar.

– Se deben de considerar las Atmósferas Atex o explosivas.

– Se hace necesaria la comprobación de la calidad del aire mediante medios mecánicos (tubos colorimétricos, detectores multigás…)

– En los trabajos, de cualquier tipo, dentro de los silos, se hace necesario equipo de respiración autónoma y contacto permanente con el exterior mediante linea de vida.

– Se recomienda el uso de detector personal de CO.

– Señalizar la zona de posible presencia de CO.

Para almacenamientos de menos de 30 Tm ventilación natural en la base. En almacenamientos de mas de 30 Tm se hace necesaria la ventilación mecánica en la cubierta del silo y natural en la base, así como detectores de CO. En ambos casos deben de combinarse con procedimientos de trabajo que aseguren y /o controlen la ausencia de CO.Recomendable que los silos dispongan de sondas de medición de gases, analizadores de CO y O2, midiendo la atmósfera en la parte superior del silo.El personal para el trabajo en silos debe de estar formado en el manejo de EPIs e informado de los riesgos a los que se puede enfrentar durante el desarrollo de su tarea.

La HSA (Health and Safety Authority) recomienda la instauración de la figura del Inspector de Silos. Esta figura tendría entre sus misiones la comprobación inicial de ambientes antes de permitir la entrada a realizar cualquier tipo de operación (seria necesario una autorización expresa de este inspector para acceder al silo) y  seria el responsable de la utilización de los equipos de muestreo, evitar las obstrucciones del silo, enclavar las entradas el silo de tal forma que no fuese posible acceder al mismo sin autorización/inspección. Nunca entrar al silo con ambientes de O2 < 20, 8%. Si fuese menos utilizar equipos de respiración autónomos de presión positiva. 20,8% < O2 < 16%: Defecto de atención, mareos, náuseas, inconsciencia. O2 < 16%. Muerte. Se puede dar sin síntomas previos y con solo asomar la cabeza por la entrada del silo.Es posible que sea necesaria la ventilación del silo durante las operaciones. La evaluación de riesgos deberá determinar la necesidad y el tipo de ventilación necesarios.

Sobre Santiago Feliu 1552 Artículos
Lic. Santiago F.Feliu Enfermería- Legal - Forense Especialista en Aerovacuacion

Sé el primero en comentar