¿Cuál es la mejor sanidad pública del mundo según la OMS?

¿Cuáles son los países más saludables del mundo? ¿Los más ricos? ¿Los más favorecidos por el clima, la geografía o las tradiciones culturales? ¿Los que desarrollaron las mejores políticas sanitarias? Bloomberg Rankings, una división de la conocida organización periodística estadounidense, asumió el desafío de responder a este interrogante.

Para ello, construyó un índice basado en factores tales como la expectativa de vida al nacer, la mortalidad infantil, incidencia de diversas enfermedades, hábitos de la población (tales como tabaquismo y alcoholismo), y principales causas de muerte. Del ranking de 145 países que se elaboró con estas premisas, surgen algunos datos llamativos y otros que no hacen más que confirmar las suposiciones acerca del peso de la economía y la política en el estado de salud de las naciones.

El ocupante del primer puesto depara, efectivamente, una sorpresa: se trata de Singapur, la próspera ciudad-Estado del sudeste asiático donde casi seis millones de habitantes disfrutan de uno de los índices de PIB per capita más altos del mundo. Este tigre asiático (denominación que comparte con Hong Kong, Corea del Sur y Taiwan) exhibe una esperanza de vida de casi 84 años y un índice de natalidad de 1,07 por mujer adulta (en contraposición con la mayoría de sus populosos vecinos de la región).

En el último puesto del ranking se encuentra, como era de esperarse, una nación africana: Suazilandia, un pequeño reino sin salida al mar, flanqueado por Sudáfrica y Mozambique. La población sufre el acoso del sida (que afecta a un tercio de los habitantes) y su esperanza de vida alcanza a apenas 48 años.

Trece de las primeras 20 posiciones del ranking están ocupadas por estados europeos. Además de la influencia de las políticas de bienestar social que caracterizan a los países nórdicos, puede haber intervenido aquí la tradición cultural y gastronómica de las naciones del Mediterráneo (Italia, España, Francia, Grecia y Chipre se encuentran entre las mejor calificadas) El listado de los top 20 se complementa con tres países asiáticos (Singapur, Hong Kong y Japón), Australia, Nueva Zelanda, Canadá y, curiosamente, Israel, donde la larga y sangrienta historia del conflicto bélico no ha impedido, sin embargo, alcanzar una expectativa de vida de algo más de 81 años y una baja tasa de mortalidad infantil (4,07 por mil).

Los 20 líderes:

1º Singapur

2º Italia

3º Australia

4º Suiza

4º Japón

6º Israel

7º España

8º Holanda

9º Suecia

10º Alemania

11º Chipre

12º Austria

13º Francia

14º Canadá

15º Nueva Zelanda

16º Grecia

17º Hong Kong

18º Noruega

19º Irlanda

20º Bélgica

Contradicciones

El caso de Estados Unidos es quizá uno de los más singulares. Muchas de sus universidades y clínicas son verdaderas mecas mundiales de la medicina, y el país destina casi 17% de sus ingresos fiscales al sistema de salud. Pero, así y todo, la mayor potencia mundial se ubica en un oscuro 33° lugar en la nómina. No parece casual que Estados Unidos sea, por otro lado, la única nación rica e industrializada que carece de un sistema universal de salud. De hecho, casi 50 millones de sus habitantes no cuentan con ningún tipo de cobertura. El tema ha sido, y continúa siendo, un terreno de ásperas polémicas públicas.

Otro punto digno de atención es el estado de la salud pública en las grandes naciones emergentes que conforman el BRIC, a las que se asignan altas probabilidades de convertirse en líderes de la futura economía global. Pero todos estos países se encuentran calificados por debajo del puesto 50° en el ranking de la salud. China aparece en la posición 55°, Brasil en el 70° puesto, Rusia en el 97° y la India es uno de los más atrasados en esta área, al alcanzar apenas el lugar 103°.

La situación de la Argentina, tal como se la presenta en el ranking, tampoco es, por cierto, alentadora. El país se instala en el 48° puesto del ranking general, lo cual no lo muestra en una posición destacada en el plano internacional. Pero más inquietante aún es su baja performance entre sus vecinos latinoamericanos.

En la región se destaca como líder de la salud pública la pequeña Costa Rica, encaramada en la 24ª posición, apenas tres puestos por debajo del Reino Unido. Muy cerca se ubican Chile (en el puesto 27°) y Cuba (28°). En posiciones más ventajosas que la Argentina están México (37), Uruguay (41°) y Ecuador (47°). Los países más pobres de América latina son, como era de esperarse, también los peor calificados en materia sanitaria. Bolivia aparece en el 93° lugar y Haití en el 107°.

Ránking latinoamericano:

1º (24º en el general): Costa Rica

2º (27 en el general): Chile

3º (28 en el general): Cuba

4º (37 en el general): México

5º (41 en el general): Uruguay

6º (47 en el general): Ecuador

7º (48º en el general): Argentina

Te sorprendio el puesto que ocupa Argentina? a mi realmente si , pense que estariamos un poquito mas arriba! pero bueno las estadistica nos sirve para ver la realidad de los hechos!

asi que tropa Argentina a mejorar un poquito mas 🙂
saludos
Santiago Feliu
Sobre Santiago Feliu 1698 Artículos
Lic. Santiago F.Feliu Enfermería- Legal - Forense Especialista en Aerovacuacion

Sé el primero en comentar