Nuevas recomendaciones de la OMS sobre atención prenatal

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dio a conocer una nueva serie de consejos con miras a mejorar la calidad de la atención durante el embarazo, el parto y el periodo postnatal.

Entre otros aspectos, una atención prenatal de calidad alentará a las mujeres a pedir atención cualificada en el parto, reducirá las muertes prenatales y neonatales y, en definitiva, contribuirá a que las mujeres tengan una experiencia positiva en el embarazo y disfruten de la maternidad.

Los paneles encargados de la elaboración de la guía de la OMS formularon 39 recomendaciones relacionadas con cinco tipos de intervenciones: intervenciones nutricionales, evaluación materna y fetal, medidas preventivas, intervenciones ante síntomas fisiológicos comunes, e intervenciones para mejorar la utilización y calidad de la atención prenatal.

Las intervenciones se clasificaron como recomendadas, no recomendadas o recomendadas bajo ciertas condiciones con arreglo a las opiniones del grupo de elaboración de directrices según los criterios que sentaron las bases sobre las cuales se definieron la finalidad y el contexto —si lo hubiere— de la recomendación.

El grupo de elaboración de directrices, apoyándose en las pruebas que apuntan a un aumento de las muertes fetales y a una menor satisfacción de las mujeres con el modelo de cuatro visitas (llamado modelo básico), decidió aumentar el número recomendado de contactos entre la madre y los dispensadores de atención de la salud, con el fin de fijar contactos adicionales en determinados momentos que pueden facilitar la evaluación del bienestar y la realización de intervenciones para detectar problemas y mejorar los resultados.

La OMS sugiere que el hemograma completo es el método recomendado para diagnosticar la anemia en el embarazo. En entornos donde no es posible realizar hemogramas completos se recomienda preferiblemente realizar in situ la prueba de hemoglobina con un hemoglobinómetro más que con una escala colorimétrica.

Por otra parte, señala que para mejorar los resultados maternos y perinatales no se recomienda realizar sistemáticamente a las embarazadas una cardiotocografía prenatal como tampoco una ecografía Doppler.

En el continuo de servicios de atención de la salud reproductiva, la atención prenatal representa una plataforma para llevar a cabo importantes funciones de atención de la salud, como la promoción de la salud, el cribado y el diagnóstico, y la prevención de enfermedades. Se ha constatado que, cuando se realizan en tiempo oportuno prácticas apropiadas basadas en datos objetivos, la atención prenatal puede salvar vidas.

Las recomendaciones constituyen una guía integral de la OMS sobre la atención prenatal sistemática que se ha de brindar a las pacientes embarazadas. Su objetivo es complementar las directrices existentes de la Organización sobre la atención de determinadas complicaciones relacionadas con el embarazo.

Para consultar un resumen en español de las directrices de la OMS sobre atención prenatal haga clic aquí.

Sobre Santiago Feliu 1741 Artículos
Lic. Santiago F.Feliu Enfermería- Legal - Forense Especialista en Aerovacuacion

Sé el primero en comentar