Antipiréticos alternados y combinados para el tratamiento de la fiebre en los niños

Como saben estoy haciendo un curso en campus de intramed de laboratorios Roemmers, son muy interesantes algunas conclusiones.

Los niños con enfermedades infecciosas a menudo presentan fiebre. La fiebre relacionada con enfermedades virales comunes como resfriados, tos, dolor de garganta y enfermedades gastrointestinales, generalmente dura unos pocos días, provoca que los niños se sientan indispuestos y es angustiante para los niños, los padres u otros cuidadores.

El paracetamol (también conocido como acetaminofeno) y el ibuprofeno reducen la temperatura del niño y alivian su malestar. Esta revisión evalúa si la administración de ambos tratamientos combinados, o de los dos tratamientos alternados, es más efectiva que la administración de paracetamol o ibuprofeno solos.

En septiembre de 2013 se encontraron seis estudios con 915 niños que evaluaron el tratamiento combinado o que alterna paracetamol e ibuprofeno para tratar la fiebre en los niños.

En comparación con la administración de ibuprofeno o paracetamol solos, la administración de ambos fármacos juntos probablemente es más efectiva para reducir la temperatura durante las primeras cuatro horas después del tratamiento (pruebas de calidad moderada). Sin embargo, solamente un ensayo evaluó si el tratamiento combinado dio lugar a más malestar o incomodidad en los niños y no encontró diferencias en comparación con ibuprofeno o paracetamol solos.

En la práctica, a menudo se aconseja a los cuidadores la administración de un único agente en un principio (paracetamol o ibuprofeno) y luego administrar una dosis adicional del alternativo si el niño continúa con fiebre. La administración del tratamiento alternado de esta forma puede ser más efectiva para reducir la temperatura durante las primeras tres horas después de la segunda dosis (pruebas de baja calidad) y también puede dar lugar a menos malestar en los niños (pruebas de baja calidad)

Solamente un ensayo pequeño comparó el tratamiento alternado con el tratamiento combinado y no encontró ventajas entre los dos (pruebas de muy baja calidad).

Conclusiones de los autores:

Hay algunas pruebas de que el tratamiento antipirético alternado y el combinado pueden ser más efectivos para reducir la temperatura que la monoterapia sola. Sin embargo, las pruebas de mejorías en las medidas de malestar de los niños no son concluyentes. No hay pruebas suficientes para conocer cuál de los tratamientos combinados o alternados podría tener más efectos beneficiosos. Los estudios de investigación futuros deben medir el malestar de los niños con herramientas estandarizadas y evaluar la seguridad del tratamiento antipirético combinado y alternado.

les dejo el link por si alguien se quiere anotar, no se si se podrá ahora pero el no ya lo tienen esta muy bueno.

Curso de Fiebre en pediatria – Del 24 de septiembre al 11 de noviembre de 2018

comenta colega!

 

Sobre Santiago Feliu 315 Artículos
Lic. Santiago F.Feliu Enfermería- Legal - Forense Especialista en Aerovacuacion

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion