Análisis de la siniestralidad laboral en la minería española entre los años 2008 y 2013

SeguridadEn este estudio se evaluan los accidentes laborales no mortales ocurridos durante el período 2008 al 2013 en la mineria espanyola. Los datos fueron extraidos de las publicacions del Instituto Nacional de Estdística (INE), de la Encuesta de Población Activa (EPA) y del Ministerio de Empleo y Seguridad Social. La discusión y conclusions nos indican que el personal de la mineria espanyola ha sufrido menos siniestralidad año trás año entre el 2008 y el 2013, però aunque esta siniestralidad ha desminuido, los accidentados han tardado más tiempo en recuperarse , así pues, la duración media de baja en el 2007 fue 25,48 y de 43,41 en el 2013.Autor principal: 

MODESTOFREIJO ALVAREZEPSEM – UPCEspañaCoautores: LLUÍSSANMIQUEL PERAEPSEM – UPCEspañaCARLAVINTRÓ SÁNCHEZEPSEM – UPCEspaña

Introdución
En la economía global, el sector minero tiene un papel fundamental, ya que proporciona materias primas vitales y energía para un gran número de industrias, incluyendo la cerámica, construcción, electrónica, metal, papel, plásticos y otros. España ha sido tradicionalmente un productor europeo sobresaliente de metales no ferrosos y preciosos. Según datos de 2009, que era el sexto productor europeo de arena y grava para aplicaciones industriales y el tercer productor de yeso en Europa. Sin embargo, la crisis económica y financiera mundial iniciada en 2007 afectó a los principales mercados de la construcción y la cerámica y, en consecuencia, el consumo de todo tipo de minerales declinó. (Vintró, 2012). En España, el valor de la producción de minerales (sin incluir el su procesamiento) se redujo en un 50%, pasando de 4465 millones de € de la producción minera en el año 2007 a 2250 M € en 2011  (Dirección General de Minería, 2014 ).

Si los índices de accidentes de trabajo en la minería española se comparan con los de otros países, podemos ver que los valores son mucho más altos (Sanmiquel, 2010)

Las actividades mineras tienen importancia económica, ambiental, laboral y repercusión social a escala local y mundial (Escanciano et al., 2010). En este sentido, la primera década del siglo 21, en particular, ha visto un renovado debate sobre la minería y su sostenibilidad (Mudd, 2010). Esto se debe a la preocupación pública sobre sus impactos ambientales y sociales (alteración de la tierra grave, impactos fuera del emplazamiento, el desplazamiento de la comunidad, y los problemas de salud y seguridad; (Hilson y Murck, 2000; Sánchez, 1998).

A pesar de las estrategias de seguridad se han implementado en el lugar de trabajo, los accidentes e incidentes laborales aumentan en paralelo de crecimiento y expansión de las industrias y sus consecuencias provocan lesiones que son inaceptables (Song,2010) Los resultados más polémicos relacionados con accidentes de trabajo podrían ser reducidos: las pérdidas de la vidas, discapacidades (Khanzode, 2012, Dembe, 2001), impactos sociales y productividad perdida (Santana, 2006). Parece que este reto podría llevarse a cabo en algunos países en desarrollo (Pavlic, 2011,Unsar, 2008) . La causalidad de accidentes han sido ampliamente investigada y documentada en la literatura, que ha estudiado la edad de los trabajadores y la larga duración de los turnos de trabajo (Villanueva, 2011), la gestión de la seguridad en el trabajo (Fernández, 2009), los factores de trabajo y de organización relacionadas (Khanzode, 2011). Así que la aplicación de medidas preventivas requiere un análisis detallado de los accidentes (Arocena, 2008). El nivel de cultura de la seguridad es el resultado del valor de la vida humana y la salud en una sociedad determinada (Milczarek, 2004).


Históricamente, la minería ha sido uno de los entornos de trabajo más peligrosas en muchos países de todo el mundo (Groves, 2007). . Además, debido a su gravedad y frecuencia, las lesiones de la minería, las enfermedades y las muertes se encuentran entre las más costosas (Leigh, 2004). A pesar del registro del progreso que se ha logrado en la reducción de las lesiones y muertes en la minería, tanto  el número como la gravedad de los accidentes mineros ocurridos siguen siendo inaceptables (Kecoievic, 2007).


La incidencia de los accidentes de trabajo en la minería energética española disminuye, mientras que la edad de los trabajadores lesionados aumenta. Sin embargo, la gravedad de las lesiones causadas por los accidentes aumenta con la edad. (Sanmiquel, 2007). Más del 60% de los pacientes cree que su lesión era evitable, ya sea
usando ropa apropiada o siguiendo los procedimientos de seguridad correctos. (Macdonald, 2012).

El tipo más común de accidente registrado en la minería subterránea y en la minería de superficie en España durante el período de 2003-2008 fue un exceso de ejercicio físico en el sistema músculo-esquelético con el 21,7% y 28,3%, respectivamente. (Sanmiquel, 2008).

Metodología


Los datos fueron extraídos de las publicaciones del Instituto Nacional de Estadística (INE)  (INE, 2014), de la Encuesta de Población Activa (EPA)  (EPA,2014), y del Ministerio de Empleo y Seguridad Social (MESS, 2013). El análisis estadístico fue realizado con el programa SPSS.

Resultados

Fig 1. Correspondencia entre accidentes, población activa entre los años 2006 y 2013

Según la gráfica del índice de frecuencia (Fig 2) en número de accidentes por horas trabajadas disminuyó continuamente entre el período estudiado, en 2.006 fue de 141,13 y en el 2.013 se redujo a cantidad de 65,42. Se define índice de frecuencia como la relación entre el número de accidentes laborales y el número de horas totales trabajadas, según la expresión [1]

Índice de frecuencia =   x 106      [1]

Fig 2 Índice de frecuencia

Sin embargo el índice de gravedad aumentó en el año 2007 a 3,43, siendo en el anterior año de 3,32, a pesar de esto el número de horas perdidas en relación al número de horas trabajadas fue disminuyendo cada año llegando a tener el mínimo valor en el año 2.013 con 2,71 jornadas perdidas por el número de horas trabajadas. El índice de gravedad viene definido por la expresión [2]

Índice de gravedad  =   x 10    [2]

Fig 3. Índice de gravedad

En el índice de gravedad, (Fig 3), se puede apreciar que a partir del año 2007 que fue de 3,43 se redujo constantemente hasta llegar a 2,71 en el 2013. En el año 2006 este índice fue de 3,32 más bajo que 2007, pero a partir de aquí hubo una reducción brusca pasando de 3,43 en el 2007 a 2,91 en el 2008.

También se aprecia, (Fig 4), que el índice de incidencia durante este período se fue reduciendo año a año, pasando de ser de 216,27 en el año 2006 a 74,37 en el 2013. Este índice viene definido por la expresión [3]

Índice de incidencia =   x 103    [3]

Fig 4. Índice de incidencia

No obstante la Fig 5 nos indica que aunque los índices anteriores fueron disminuyendo en el transcurso de los años, en índice de duración media fue aumentando año a año, pasando de 25,48 en el 2007 a 43,41 en el 2013. Este índice se calcula según la expresión

Índice de duración media =    [4]

Fig 5. Índice duración media

Discusión


Entre los años 2006 y 2012 tanto la población ocupada como los accidentes se fueron reduciendo, En 2006 la población activa en minería era de 37.708, fue disminuyendo hasta 29.100  en el 2012.. Los accidentes también bajaron con más fuerza, pasando de 8.155 en 2006 a 2.469 en 2013. Esto creemos que fue debido principalmente por la crisis económica que desde el año 2007 hizo que en número de trabajadores en las minas cada año que pasaba fuera menor

El número de accidentes por horas trabajadas disminuyó continuamente, en 2.006 fue de 141,13 y en el 2.013 se redujo a la cantidad a 65,42. Esta reducción se produjo debido a la precaución de los operarios que cada año están más formados e informados sobre la prevención de riesgos laborales en el centro de trabajo en general y en su puesto en particular

El número de horas perdidas en relación con el número de horas trabajadas aumentó en el año 2007 a 3,43, siendo en el anterior año de 3,32, debido a que los accidentes necesitaron más tiempo para la recuperación de los trabajadores. a pesar de esto, fue disminuyendo cada año llegando a tener el mínimo valor en el año 2.013 con 2,71 jornadas perdidas por el número de horas trabajadas.

No obstante aunque los índices anteriores de frecuencia, incidencia y gravedad fueron disminuyendo en el transcurso de los años, el índice de duración media fue aumentando año a año, pasando de 25,48 en el 2007 a 43,41 en el 2013. Es decir que el número de jornadas perdidas en relación con el número de accidentes fue aumentando paulatinamente, debido a que los accidentes fueron cada vez más graves y necesitaron más diez de recuperación por parte de los accidentados.

Conclusiones


La población trabajadora en minería ha disminuido desde el año 2007 hasta el 2013, dejando fuera al personal eventual y quedando el personal fijo cualificado. Estes profesionales de la minería han tenido menos accidentes en el transcurso del tiempo estudiado en este Trabajo.

Sin embargo el el número de jornadas perdidas en relación con el número de accidentes fue aumentando por ser las siniestros más graves i tener más días de baja laboral

Agradecimiento


Queremos expresar nuestro agradecimiento a la organización de la ORP 2015 por la invitación a participar en la XV International Conference on Occupational Risk Prevention por mediación de esta comunicación.

Bibliografía

Arocena,P, I. Núñez and M. Villanueva, “The Impact of Prevention Measures and Organisational Factors on Oc- cupational Injuries,” Safety Science, Vol. 46, No. 9, 2008, pp. 1369-1384. doi:10.1016/j.ssci.2007.09.003

Dembe,A.E “The Social Consequences of Occupational Injuries and Illnesses,” American Journal of Industrial Medicine, Vol. 40, No. 4, 2001, pp. 403-417. doi:10.1002/ajim.1113

Encuesta de Población Activa (EPA) http://www.empleo.gob.es/estadisticas/eat/eat08/ A1/index .htm (Consultado el 04/04/2055)

Escanciano, C.,Fernández, B.,Suárez, A. ,2010.Organización de la actividad preventiva y gestión de la seguridad y salud laboral en la minería española: experiencia de las empresas certificadas ISO9001.Dirección y Organización 40, 86–98.

Fernández-Muñiz,B, J. M. Montes-Peón and C. J. Vázquez-Ordás, “Relation between Occupational Safety Management and Firm Performance,” Safety Science, Vol. 47, No. 7, 2009, pp. 980-991. doi:10.1016/j.ssci.2008.10.022

General Directorate of Mining,2011–2012.Mining statistics,Spain. /www.mityc. es/energia/mineriaS (accessed September29,2013).

Groves W, Kecojevic Komljenovic D. Analysis of fatalities and injuries involving mining equipment. Journal of Safety Research 38 (2007) 461–470

Hilson, G., Murck, B., 2000. Sustainable development in the mining industry: clarifying the corporate perspective. Resources Policy 26, 227–238.

Instituto Nacional de Estdística (INE) http://www.ine.es/dyngs/INEbase/es/ Categoria.htm?c=Estadistica_P&cid=1254735976595 (Consultado el 04/04/2015)

Kecojevic, V., Komljenovic, D., Groves,W., & Radomsky,M. An analysis of equipment-related fatal accidents in U.S. mining operations: 1995–2005. Safety Science, Volume 45, Issue 8, October 2007, Pages 864–874

Khanzode, V J. Maiti and P. K. Ray, “Occupational Injury and Accident Research: A Comprehensive Re- view,” Safety Science, Vol. 50, No. 5, 2012, pp. 1355-1367. doi:10.1016/j.ssci.2011.12.015

Leigh, J.,Waehrer, G., Miller, T., & Keenan, C. (2004). Cost of occupational injury and illness across industries. Scandinavian Journal of Work, Environment & Health, 30(3), 199−205.

Macdonald, D; Sanati, K; Macdonald, E. The Costs and Characteristics of Occupational Injuries dmitted to a Trauma Unit. International Journal of Occupational Safety and Ergonomics (JOSE) 2012, Vol. 18, No. 4, 587–590

Milczarek,M; Najmiec, A. The Relationship Between Workers. Safety Culture and Accidents, Near Accidents and Health Problems. International Journal of Occupational Safety and Ergonomics (JOSE) 2004, Vol. 10, No. 1, 25.33

Ministerio de Empleo y Seguridad Social. http://www.empleo.gob.es/estadisticas /eat/eat13/A2/index.htm. http://www.empleo.gob.es/estadisticas/eat/eat08/A1/index .htm (Consultado 04/04/2015)

Mudd, G.M., 2010. The Environmental sustainability of mining in Australia: key mega-trends and looming constraints. Resources Policy 35, 98–115.

Pavlic, M, B. Likar, A. Pavlic and M. Markic, “Managing Occupational Injuries Records in Slovenia from 1948 to 2008,” Safety Science, Vol. 49, No. 6, 2011, pp. 834-842.

Sánchez, L.,1998.Industry response to the challenge of sustainability:the case of the Canadian nonferrous mining sector.Environmental Management 22, 521–531.

Sanmiquel Ll, Freijo M, Rosell,J. Exploratory Analysis of Spanish Energetic. Mining Accidents. International Journal of Occupational Safety and Ergonomics (JOSE) 2012, Vol. 18, No. 2, 209–219

Sanmiquel, Ll, Freijo M, Edo J, Rosell,J. Analysis of work related accidents in the Spanish mining sector from 1982-2006. Journal of Safety Research 41 (2010) 1–7

Sanmiquel, Ll, Vintró C, Freijo M. Characteristics of the 3 most common types of occupational accident in spanish sub-surface and surface mining, from 2003–2008. Dyna, year 79, Nro. 172, pp. 118-125.

Sobre Santiago Feliu 1751 Artículos
Lic. Santiago F.Feliu Enfermería- Legal - Forense Especialista en Aerovacuacion

Sé el primero en comentar