La pérdida de peso: ¿Cuándo debe ser motivo de preocupación?

Cuando una persona sufre una pérdida de peso sin causa aparente o de forma involuntaria, sobre todo si se trata de una pérdida significativa o permanente, genera gran preocupación.

La pérdida de peso sin una causa aparente o involuntaria, podría tratarse de un signo de algún padecimiento médico no diagnosticado.

El momento en el cuál la pérdida de peso sin una causa aparente se convierte en una preocupación médica es difícil de determinar con exactitud. Lo cierto es que, se requiere de una evaluación médica si una persona pierda más del 5% de su peso en seis meses a un año, sobre todo si se trata de un adulto mayor.

El peso se puede ver afectado por distintos factores tales como: la ingesta de calorías, el nivel de actividad, el estado de salud general de la persona, la edad, la absorción de nutrientes obtenidos de la dieta, así como, factores sociales y económicos.

Una pérdida de peso sin una causa aparente podría tener causas médicas y no médicas. También pudiera coexistir una combinación de ambas, provocando un deterioro a la salud. Inclusive muchas veces no se llega a conocer la causa específica.

Uno de las primeras preocupaciones que tiene una persona ante una pérdida de peso, es la de tener Cáncer. Sin embargo, muchas veces, de tratarse de un cáncer, se presentarán otros síntomas o anomalías en análisis de laboratorio antes, o paralelamente, a la pérdida de peso.

Posibles causas

Algunas de las causas principales de pérdida de peso sin causa aparente pueden ser las siguientes:

  • Insuficiencia suprarrenal (la glándula suprarrenal es aquella que regula varios componentes del metabolismo).
  • Cáncer
  • Enfermedad Celíaca
  • Cambios en la alimentación o el apetito
  • Cambios en el sentido del olfato o el gusto
  • Demencia (frecuente en el adulto mayor)
  • Problemas dentales (frecuente en el adulto mayor)
  • Depresión (o trastorno depresivo mayor)
  • Diabetes
  • Insuficiencia cardíaca
  • VIH/sida
  • Hipertiroidismo (tiroides hiperactiva)
  • Medicamentos
  • Úlcera péptica
  • Abuso de sustancias (alcohol, cocaína u otras)
  • Colitis ulcerativa, entre otras.

Ir al médico

Entonces, ¿Debemos preocuparnos ante la pérdida de peso? Si la persona adelgaza de forma involuntaria, esto quiere decir que no se encuentra en algún régimen de alimentación para la pérdida de peso o realizando actividad física para este fin, lo recomendable es consultar al médico.

El médico le ayudará a determinar la causa a través de un cuestionario exhaustivo de antecedentes médicos personales y familiares, la realización de un examen físico y el envío de análisis de laboratorio de rutina. También con la realización de exámenes más profundos solo le serán solicitados en caso de que el médico encuentre algún hallazgo preocupante en la exploración física o en los exámenes de laboratorio.

En caso de que todos los exámenes resulten negativos, lo recomendable es tener a la persona en un período de observación por lo siguientes seis meses con la posibilidad de repetir algunos exámenes al final del período de vigilancia de los comportamientos.

Si todo resulta bien, quizás el médico le recomiende una dieta especial para prevenir un adelgazamiento mayor, o para recuperar el peso perdido.

Escrito por la Dra. Viviana Gómez Sánchez, Médico Especialista en Medicina del Trabajo para El Observador.

Sobre Santiago Feliu 1774 Artículos
Lic. Santiago F.Feliu Enfermería- Legal - Forense Especialista en Aerovacuacion

Sé el primero en comentar