Los ingenieros de la Universidad Heriot-Watt en Edimburgo están desarrollando un sensor que detecta qué tan bien se curan las heridas de los pacientes para que los médicos y las enfermeras puedan manejarlas mejor.

Las heridas le cuestan al NHS entre £ 4.5-5.1bn cada año para controlar y quemaduras, úlceras diabéticas, cicatrices de cesáreas, incisiones quirúrgicas y cortes simples pueden causar dolor significativo a los pacientes.

El Consejo de Investigación de Ingeniería y Ciencias Físicas (EPSRC) otorgó £ 360,000 al equipo universitario, que planea desarrollar un pequeño sensor que se puede incrustar en un vendaje para medir los cambios en las propiedades de una herida sin interferir con el proceso de curación.

Hará pequeñas mediciones mecánicas, de forma muy similar a cómo un médico pincharía un bulto, para decirle a los médicos cómo está cambiando el tejido o si la herida necesita un apósito o tratamiento diferente.

Actualmente, el progreso de las heridas se juzga según los informes de dolor de los pacientes y la apariencia de la herida a simple vista de los profesionales de la salud.

El Dr. Michael Crichton, quien lidera el proyecto, dijo que el objetivo es «entender lo que realmente sucede en una herida».

“Mucha investigación ha analizado las propiedades biológicas de las heridas, pero sabemos muy poco acerca de la mecánica de cómo cicatrizan las heridas, especialmente en la microescala, que es donde están ocurriendo los cambios en las escalas de ancho del cabello.

«Nuestro sensor inteligente alertará al paciente y a su equipo de atención cuando sea necesaria una intervención para asegurarse de que la herida sane mejor o cuando todo esté progresando bien debajo del vendaje».

Se espera que el proyecto despierte el interés de la industria farmacéutica, con las cremas, geles y apósitos disponibles como otras opciones de tratamiento viables.

La Dra. Crichton está trabajando con la Dra. Jenna Cash, especialista en inmunología de curación de heridas de la Universidad de Edimburgo, en el proyecto de dos años.

Ella dijo: “Este es un proyecto de investigación innovador y centrado en el paciente que aborda la necesidad urgente de que comprendamos mejor las heridas.

«Nuestro trabajo sobre la respuesta inmunológica durante la curación se refleja en cambios mecánicos y cualquier cosa que combine estos tiene el potencial de nuevas terapias en esta área».

En 2017, un equipo presentó un «pegamento» elástico que se puede usar para rellenar heridas, incluidas heridas internas, y conjuntos en un minuto. Al incorporar enzimas degradantes, su vida útil puede controlarse de modo que se desintegre una vez que la herida haya cicatrizado.

fuente : https://eandt.theiet.org/content/articles/2019/08/bandage-sensor-developed-to-track-the-progress-of-healing-wounds

Sobre Santiago Feliu 1628 Artículos
Lic. Santiago F.Feliu Enfermería- Legal - Forense Especialista en Aerovacuacion

Sé el primero en comentar