«La contaminación ambiental es un problema sanitario, no un tema político»

El presidente de Separ detalla el riesgo que supone la contaminación y recuerda la necesidad de medidas para combatirla

«La contaminación produce cerca de 10.000 muertes al año, tal como hemos señalado en varias ocasiones«, explica el presidente de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), Carlos Jiménez-Ruiz, al hilo de la polémica sobre la incidencia sobre la contaminación suscitada por las declaraciones de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

Sin embargo, el presidente de Separ señala que el abordaje de la contaminación ambiental debe tratarse como un problema sanitario y no como un tema político. «Hay que transmitir el mensaje de que la contaminación ambiental es un problema sanitario y no debe ser tratado como un problema político. Debe abordarse como una cuestión sanitaria para que todos nos responsabilicemos de ello y se tomen medidas adecuadas y para controlarla», apunta Jiménez-Ruiz.


«Las medidas anticontaminación pueden parecer incómodas, pero repercuten en la salud de la población»

«Sabemos que hay medidas que han sido tomadas en distintos países y que han servido de ayuda», añade y recuerda la necesidad de llevarlas a cabo en España, «explicándolas y haciéndole saber a la gente que la contaminación ambiental es un problema sanitario grave». Así, aunque «en principio pueden parecer incómodas», las medidas anticontaminación «a la larga son mucho más saludables y van a tener una repercusión en la salud y en la calidad de vida de la población general».

En cuanto a los causantes directos de estos problemas de salud, el neumólogo detalla que «las sustancias tóxicas presentes en el aire contaminado causante de estas muertes son fundamentalmente tres: óxidos de nitrógeno, el material particulado en suspensión y el ozono troposférico. También en menor medida el dióxido de azufre, aunque las tres primeras son las que más patologías causan».


Pulmón: órgano diana

Además, «el órgano diana sobre el cual actúa la contaminación ambiental es el pulmón, aunque, no obstante, los contaminantes pueden afectar a otros órganos y sistemas como el aparato digestivo, el hígado, el aparato cardio-circulatorio, y el sistema nervioso central». Es decir que, en opinión del presidente de la sociedad científica, «la contaminación produce lesiones sistémicas por todo el organismo».

De ahí que, además de las muertes, es un hecho reconocido que «cuando hay picos de contaminación en las grandes ciudades hay una mayor tasa de ingresos hospitalarios así como de visitas a Urgencias», especialmente en pacientes crónicos respiratorios como aquellas personas que padecen enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y asma bronquial. De hecho, «hay estudios que reflejan que el asma bronquial puede estar causada por la contaminación ambiental, así como casos de EPOC, que también pueden estar causados por este hecho».


Colectivos vulnerables

Además de estos pacientes crónicos, «hay unos colectivos especialmente vulnerables para la contaminación ambiental como son los niños, los adultos mayores de 65 años de edad, las mujeres embarazadas y los pacientes que tienen enfermedades crónicas, también en el ámbito cardiovascular, y otras enfermedades crónicas neurológicas».

Y es que la contaminación es uno de los principales factores de riesgo para la salud en general y para la salud respiratoria en particular, por lo que desde Separ, en calidad de sociedad científica piden «quitar el problema político» y centrar la cuestión en el ámbito sanitario.

Sobre Santiago Feliu 1889 artículos
Lic. Santiago F.Feliu Enfermería- Legal - Forense Especialista en Aerovacuacion

Sé el primero en comentar