China veta una misión científica de la OMS para investigar el origen del virus

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha comunicado su «decepción» por la decisión de las autoridades chinas de impedir la entrada de un equipo científico de la OMS que tenía como misión investigar el origen de la pandemia. El Gobierno chino no ha facilitado los visados necesarios para entrar en su territorio, a pesar de que algunos de los científicos ya habían comenzado su viaje hacia el país asiático, según la OMS. El dirigente explicó que «probablemente se trataba de una cuestión burocrática que se solucionaría pronto».

A través de un comunicado, las autoridades chinas informaron ayer que continuaban negociando con la institución de Naciones Unidas la entrada de los científicos. «La situación sanitaria en el mundo es aún muy grave y China hace todo lo posible para prevenir nuevos casos y controlarla », indicó una portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Hua Chunying.

De acuerdo con las mismas fuentes, no se trataba solo de una cuestión de visado. Las negociaciones continúan con la OMS para precisar «la fecha precisa y las modalidades de la visita del grupo de expertos a China».

Diez científicos de diez países

El equipo compuesto por un grupo de diez científicos, escogidos por la OMS, está formado por expertos de Estados Unidos, Japón, Rusia, Reino Unido, Países Bajos, Dinamarca, Australia, Vietnam, Alemania y Catar. Estaba planeado que viajarían, entre otros lugares, a la ciudad de Wuhan, para tratar de hallar el posible origen animal del SARS-CoV-2.

Según informaciones facilitadas por la OMS, el pasado mes de noviembre, Algunos de los expertos trabajan por cuenta de la sede de la OMS, en Ginebra, y para la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). También, hay miembros que pertenecen a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE).

La visita del equipo de la OMS es un tema muy sensible para el gobierno chino que intenta descartar cualquier tipo de responsabilidad sobre una pandemia que ya ha provocado más de 1,8 millones de muertos en todo el mundo. Para el responsable del departamento que maneja las situaciones sanitarias de urgencia en la OMS, Mike Ryan, «se trata simplemente de un problema logístico que esperan poder resolver en breve».

Cuarentena al llegar

Una vez que aterricen en China, los expertos de la OMS deberán someterse a una cuarentena de dos semanas. Después, contarán con unas tres o cuatro semanas para investigar sobre el origen del virus. Si todo se desarrolla como espera este organismo, podrían visitar Wuhan el próximo 20 de enero, fecha que coincide con el primer aniversario del confinamiento de esta metrópolis de 11 millones de habitantes.

Además, el 20 de enero será el día en que Donald Trump abandonará la Casa Blanca. Algunos observadores apuntan a que Pekín esperará su salida antes de dar luz verde a la misión de la OMS. El plazo impuesto por China, al aceptar la llegada de investigadores independientes, podría comprometer los trabajos porque aún se desconoce el animal que ha actuó como huésped antes de contagiar al hombre.

Para la OMS, el objetivo de esta misión no es el de encontrar al país culpable de la pandemia sino de comprender lo que ocurrió para evitar que vuelva a pasar. El dirigente de la OMS subrayó que está en contacto con las autoridades de este país y les ha dejado claro que « la misión de la OMS es prioritaria». Las autoridades de Pekín han asegurado que acelerarán los trámites.

Fuente : https://www.abc.es