Wikipedia contra la infodemia

La enciclopedia se consolida como la gran fuente de referencia en materia de salud

Autor/a: Gonzalo Casino Fuente: IntraMed / Fundación Esteve 

El 22 de octubre de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunciaba un acuerdo con la Fundación Wikimedia, editora de la Wikipedia, para difundir información rigurosa y actualizada sobre la covid-19. Esta colaboración se enmarca en la lucha de la OMS contra la infodemia, definida como el exceso de información y la propagación rápida de noticias, imágenes y vídeos inventados o que llevan a equívoco. El acuerdo implica no solo reconocer que la Wikipedia es probablemente la fuente de información de salud más leída del mundo por médicos y pacientes, sino además fiable, libre de algoritmos comerciales y mantenida al día por millones de voluntarios, muchos de ellos profesionales sanitarios. La Wikipedia es un bicho raro, cuya singularidad merece ser reconocida ahora que acaba de cumplir 20 años.

Wikipedia no es una fuente fiable”. Este paradójico título de una de sus entradas es muy revelador de la naturaleza de este recurso, que tiene más de 6 millones de artículos en 300 lenguas y crece a un ritmo de dos ediciones por segundo. Los autores hacen esta advertencia porque Wikipedia puede ser editada por cualquiera, y eso significa que la información puede ser falsa deliberadamente, estar a medio elaborar o simplemente contener errores. Sin embargo, una de sus fortalezas es su capacidad de autocorrección, sobre todo en las partes más populares y con mayor número de editores. La ausencia de anuncios y de inversores que exijan beneficios, el mantenimiento mediante donaciones y el voluntarismo de autores de todo el mundo mantienen vivo un sueño enciclopédico construido no por máquinas sino por personas. Y, además, con un nivel de rigor igual o mayor al de las enciclopedias de expertos, como ya mostraba un artículo de Nature en 2005, según el cual la Wikipedia era igual de fiable que la Británica en las entradas científicas.

En 10 meses, se han creado 6.950 artículos sobre la covid-19 en 188 lenguas con la colaboración de 100.000 editores. Solo las páginas en inglés han sido vistas más de 330 millones de veces, 10 veces más que las publicadas en español, que es la segunda lengua en número de páginas vistas. Las decenas de miles de artículos sobre salud conforman toda una enciclopedia médica dentro de la Wikipedia. Estos artículos pueden ser más divulgativos o técnicos, pero todos suelen estar bien referenciados. Los más 11.325 artículos analizados en un reciente estudio incluían 137.889 citas de revistas académicas. La revista más citada es Cochrane Database of Systematic Reviews, seguida por el New England Journal of Medicine y The Lancet, y el tiempo medio en citar un artículo de una revista académica en la Wikipedia es de 90 días.

La enciclopedia es un gigante de otra pasta, un superviviente de la época más idealista de internet

Según Alexa, una compañía de análisis de contenidos en internet, Wikipedia ocupa el puesto 13 en la lista de sitios web más populares, encabezada por Google y YouTube, y copada por las grandes empresas tecnológicas y de comercio electrónico. Pero la enciclopedia es un gigante de otra pasta, un superviviente de la época más idealista de internet, que mantiene viva la cultura de la información basada en la evidencia, la razón y la buena fe por encima de otras consideraciones. Por eso Facebook y Google la usan como fuente de autoridad, y también Apple y Amazon, cuando sus respectivos asistentes de voz, Siri y Alexa, responden a preguntas consultando esta enciclopedia. Según un artículo en The Economist, la Wikipedia tiene su reputación más alta que nunca. No es el único “guardián de la verdad”, como la describe Toby Negrin, de la Fundación Wikimedia, pero sí es el más accesible y con más respuestas a todo tipo de cuestiones, incluyendo las de salud.


El autor: Gonzalo Casino es licenciado y doctor en Medicina. Trabaja como investigador y profesor de periodismo científico en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona.