Los enfermeros escolares podrían contribuir a un mejor control de la pandemia mediante la vacunación en colegios

Es la propuesta del CGE para agilizar la vacunación en los menores. Las enfermeras podrían realizar el registro de inmunizados, seguimiento de efectos secundarios y posterior informe a Salud Pública.

«Trasladar el centro de vacunación a los colegios agilizaría la vacunación en menores y las enfermeras escolares podrían gestionar la campaña de vacunación en estos centros y controlar los brotes». Así de contundente se ha mostrado Pilar Fernández Fernández, vicepresidenta del CGE y directora del Instituto Superior de Formación Sanitaria ISFOS durante el seminario web Segundo curso con pandemia en las aulas: experiencia previa, retos y objetivos”.

En su opinión, las enfermeras escolares podrían contribuir a un mejor control de la pandemia mediante la vacunación en centros educativos, registro de inmunizados, seguimiento de posibles efectos secundarios y posterior informe a Salud Pública.

Durante el encuentro, también ha recordado que la presencia de enfermeras escolares en todos los centros es una necesidad que viene de lejos, pero que la pandemia ha hecho aún más evidente. «Se calcula que faltan 10.000 enfermeras escolares en España. En estos momentos solo hay mil, la mayoría en colegios de la Comunidad de Madrid».

Fernández también ha recordado que existe una gran incertidumbre de toda la comunidad educativa sobre cómo va a transcurrir el nuevo curso. «La experiencia previa nos permite ser optimistas en cuanto a que el profesorado ya está vacunado y los alumnos mayores de doce años han comenzado también a estarlo. Además, sabemos más de lo que sabíamos hace un año sobre la transmisión y las medidas de prevención. Sin embargo, sigue siendo esencial contar con enfermeras escolares en los centros, que sean capaces de detectar un posible caso de contagio y activar el protocolo con conocimiento, enfermeras que pueden además coordinarse con los centros de atención primaria para organizar la vacunación de los alumnos dentro de las aulas y hacer un registro y seguimiento de la inmunización que puede ser muy útil para el control de la pandemia”. 

Información más directa para el coordinador covid

Por su parte, la enfermera Natividad López Langa, presidenta de la Asociación Nacional e Internacional de Enfermería Escolar (Amece), ha explicado que “el curso pasado fue muy complicado, tanto por el elevado índice de casos que hubo en determinados momentos, asociado a las distintas olas, como por todas las dudas que iban surgiendo, los positivos de los profesores que a veces no eran sustituidos con la rapidez que requería la situación, el confinamiento temporal de los niños cuando había un positivo».

Tras la experiencia del año pasado, desde Amece sugieren «que los coordinadores covid tengan una información más directa y actualizada, así como un sistema propio para conocer PDIAS (pruebas de cribado)», indica López Langa. Otra sugerencia es que se mejore la coordinación y trabajo interdisciplinar con los centros de salud, hospitales y Salud Pública, «así como un aumento del personal«.

En este nuevo curso escolar, la presidenta de Amece también ha querido destacar que hay que dar prioridad absoluta a la ventilación cruzada. «Si no hay una buena ventilación tendremos problemas, ya que la transmisión del virus es por aerosoles». Además, ha aconsejado el uso de medidores de CO2 o filtros HEPA en las aulas para garantizar la calidad del aire, el uso de mascarillas FPP2 y, en lugar de utilizar tanto gel hidroalcoholico, «lavarse más las manos». 

Fuente : https://www.diariomedico.com

News Reporter
Lic. Santiago F.Feliu Enfermería- Legal - Forense Especialista en Aerovacuacion