España ultima un nuevo diploma de Acreditación Avanzada en Enfermería

La apuesta por la figura de la Enfermera de Práctica Avanzada es clave en la renovación del modelo sanitario

El Ministerio de Sanidad apuesta por la Enfermera de Práctica Avanzada (EPA) como pieza clave en la nueva realidad del Sistema Nacional de Salud (SNS). Sin embargo, aunque esta figura ya está fuertemente implementada en el mundo anglosajón, España no cuenta con un normativa específica que regule las competencias de esta profesional sanitaria. Ante esta realidad, una de las tareas pendientes del órgano ministerial es la de crear una modelo de desarrollo de competencias enfermeras, por lo que está ultimando la puesta en marcha del Diploma de Acreditación Avanzada. Así lo confirman a Redacción Médica fuentes conocedoras de la negociación, que sostienen que, a pesar de que la normativa del Diploma de Acreditación Avanzada ya está regulada, “aún no está desarrollada”

Según consta en la resolución publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE), un Diploma de Acreditación Avanzada es la credencial que certifica que el profesional sanitario ha alcanzado las competencias avanzadas y los requisitos de formación continuada establecidos en un área funcional específica que admita y requiera una práctica profesional de mayor cualificación, para un período determinado de tiempo.

Según explican estas fuentes conocedoras del proceso, España se enfrenta a un importante problema a la hora de acreditar a profesionales sanitarios. A este respecto, recuerdan que, en nuestro país, existen dos modelos para optar y verificar una formación más avanzada en Enfermería. Por un lado, a través de las especialidades, al igual que en otras disciplinas sanitarias, con un sistema de formación EIR. Por el otro, con Diploma de Acreditación de Práctica Avanzada para Enfermería, en vías de desarrollo.

Esta falta de regulación y, por consiguiente, de soporte legal, señalan, puede conducir a confusión. “De hecho, en estos momentos, un centro sanitario o una comunidad autónoma en un determinado ámbito puede catalogar un puesto como de Enfermera de Práctica Avanzada, pero no hay una normativa estatal que arrope a esta figura”, explican, insistiendo que en que esta fórmula puede resultar “un poco engañosa” porque no hay nada que soporte legalmente esta figura.

Competencias y salario de la Enfermera de Práctica Avanzada

Según indican estas fuentes, el primer paso para establecer un marco competencial es estudiar qué se quiere hacer con una figura nueva sin regulación. Una reflexión que, prosiguen, necesita de la colaboración de los agentes implicados a todos los niveles; tanto de la profesión, como de las comunidades autónomas y los servicios regionales.

No obstante, al ser una figura muy arraigada en países como en Estados Unidos, Canadá y Reino Unido, apuntan que esta experiencia puede servir para asentar las bases. “Esta figura está muy bien definida a nivel internacional. Es una enfermera, que ya sea de cuidados generales o especialista, tenga una autonomía profesional y un ámbito de competencias específico en un determinado área. Es importante insistir en que tiene que estar muy bien diferenciada de lo que es la enfermera especialista, una enfermera con Diploma de Acreditación Avanzada y una enfermera de cuidados generales”, remarcan.

Eso sí, al no existir una normativa concreta que la regule, tampoco se puede estipular, de momento, su rango salarial, aunque a nivel internacional Enfermera de Práctica Avanzada sí que goza de un reconocimiento retributivo. “Evidentemente, si tiene mayor responsabilidad debería tener una mayor asignación económica”, inciden.

Asimismo, aseguran que la profesión se ha dirigido al Ministerio de Sanidad para ofrecer la máxima colaboración ante la puesta en marcha de la Iniciativa Marco en Cuidados, pero que, sin embargo, aún no han sido solicitados por el órgano. Y es que, hasta el momento, el departamento de Carolina Darias únicamente ha convocado a los representantes de las comunidades autónomas para fijar las directrices por las que se ha de guiar el futuro desarrollo competencial del colectivo.

Fuente : https://www.redaccionmedica.com/