La huelga de médicos de Primaria en Madrid, suspendida hasta el 11 de enero

Así lo han confirmado la Consejería de Sanidad y los representantes sindicales

Después de un mes de protestas, los médicos de Familia y pediatras de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid suspenden la huelga durante las próximas semanas, coincidiendo con las fechas navideñas. Así lo han confirmado en un comunicado la Consejería de Sanidad y los representantes sindicales, representados por Amyts. Concretamente, pausarán sus reivindicaciones hasta el 11 de enero

Según el acuerdo que han firmado las partes en la sexta reunión que tenían, esta suspensión de la huelga indefinida, que comenzó el 21 de noviembre, está motivada por el «compromiso de analizar y valorar las medidas presentadas en la reunión celebrada este jueves». Entre ellas está el incremento del valor de la Tarjeta Sanitaria Individual (TSI-población asignada) a cada profesional en la categoría de médico de Familia y pediatra; y la incentivación de la cobertura de plazas de médicos de Familia y pediatras en el turno de tarde. 

En este sentido, el 11 de enero se reunirá el comité de huelga para decidir si continúan con la suspensión o vuelven a los paros, aunque han comentado que no se trata de un «principio de acuerdo», sino que hay avances a valorar.

El encuentro ha durado tres horas y en él han estado en representación del Gobierno regional la directora general de Recursos Humanos, Raquel Sampedro, y el director general del Proceso Integrado de Salud, Juan José Ramos, y la gerente de Atención Primaria, Almudena Quintana. Al finalizar Ángela Hernández, secretaria general de Amyts, ha explicado que durante la cita se ha llegado a una «reformulación» de posturas por ambas partes, con una negociación que estaba «absolutamente encallada».

Por su parte, desde la Consejería de Sanidad han apuntado en varias ocasiones estar dispuesta a negociar un «acuerdo inminente» para poner el fin definitivo a las movilizaciones y el consejero Enrique Ruiz Escudero ha afirmado su «voluntad de diálogo» para lograrlo. Ahora habrá que ver qué es lo que ocurre una vez que pasen los próximos días festivos.


Escudero muestra su “compromiso” en la negociación

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, también ha comunicado la suspensión temporal de la huelga y ha dado su “compromiso” público al sindicato de que analizará las dos medidas que se han debatido en la última reunión. Por un lado, una mejora retributiva para médicos de Familia y de Pediatría en función de la población asignada. Y por el otro, los incentivos para las plazas de difícil cobertura de ambas especialidades.

“La mejor de las noticias es que a partir de hoy vuelve la normalidad a la atención sanitaria de los madrileños en la Atención Primaria tanto en sus centros de salud como sus consultorios”, ha celebrado el dirigente popular.

42 millones para Atención Primaria

Durante esta semana, el comité de huelga de la Atención Primaria de Madrid ha resaltado la necesidad de invertir 42 millones de euros para este nivel asistencial, cifra que se pactó en 2020 que consiguió frenar las protestas en aquel momento; sin embargo, todavía no ha sido abonada por la Consejería de Sanidad, tal y como subrayan desde Amyts. 

«Los 42 millones de euros están acordados y son para para incentivar a médicos de Familia, pediatras y odontólogos», sostiene el sindicato. Este dinero estaría destinado a contratar médicos para reducir la carga asistencial, sumar mejoras atributivas y la rebaja de tareas burocrácticas.

Otro de los grandes problemas en la negociación es la búsqueda de una solución para el exceso de pacientes en las agendas de los profesionales. Por un lado, el comité de huelga reclama un máximo de 31 pacientes por consulta de Medicina Familiar y Comunitaria, con el objetivo de dedicar un mínimo de 10 minutos por paciente, y 21 pacientes para Pediatría, para un mínimo de 15 minutos por niño; mientras que la última propuesta de la Consejería pasa por 24 pacientes en el caso de los pediatras y 34 en el de los médicos.

«No hay que salir con la sensación de brazo torcido por ninguna de las dos partes», ha explicado Hernández, que ha subrayado que el plazo fijado permite «un análisis serio» para que luego «no se produzcan posibles incumplimientos».

Finalmente, desde el sindicato médico convocante de los paros se ha valorado de forma positiva que se haya salido de la reunión «con fecha fija» para el próximo encuentro. «Una huelga indefinida es muy gravosa para profesionales y pacientes y puesto que ellos -el Gobierno regional- necesita tiempo para hacer este análisis, no tiene ningún sentido estar esperando», ha indicado Hernández.

Fuente : Redacion Medica