El mejor ‘gol’ de la enfermera López: el masaje cardiaco que salvó una vida.

Magdalena López Carrasco practicó los primeros auxilios a un compañero que se desplomó durante un partido de fútbol

El mejor 'gol' de la enfermera López: el masaje cardiaco que salvó una vidaMagdalena López Carrasco, enfermera de Salud Pública.

La enfermera Magdalena López Carrasco se define como “una friki del fútbol”. Cuando le ofrecieron jugar una pachanga el último día del año no lo dudó y se plantó en las instalaciones deportivas. Aunque llegó cuando apenas quedaban unos 20 minutos para finalizar el partido, no quiso perdérselo porque debido el parón de Navidades no entrena ni juega con su equipo federado, el Dux Internacional de Madrid. A los cinco minutos de llegar, su compañero Antonio se desplomó. Fue entonces cuando tomó la voz cantante para intentar salvarle la vida. En primer lugar, detectó que estaba en respiración agónica, con estertores que es “muy premonitoria de parada cardiaca” y avisó al 112. Posteriormente, fue a por el desfibrilador semiautomático, y al llegar, comenzó con el masaje cardiaco, se le dio una descarga eléctrica y continuaron con el masaje. Al poco tiempo recuperó un poco la consciencia.

Cuando llegó el Samur ya estaba “medio recuperado” y fue trasladado a un centro hospitalario. La enfermera recuerda cómo este servicio fue “clave” para su actuación. “Gran parte de haber salvado la vida es por el profesional que me atendió por teléfono en el Samur”, detalla. En esos momentos que, aunque fueron pocos minutos a la enfermera le parecieron días, también contó con la ayuda de sus compañeros, especialmente de Pablo y Rosendo. Antonio consiguió superar este gran susto, salió de la UCI y se encuentra en planta con buen pronóstico al cierre de esta publicación.

López Carrasco trabaja en la Subdirección de Promoción, Prevención y Educación para la Salud de la Comunidad de Madrid. Entre otras labores, se dedica a dar talleres a niños de cuarto y quinto de Primaria de temas como vacunas, alimentación o prevención de accidentes. Cada vez que tiene oportunidad incluye alguna información sobre primeros auxilios: “Si hablamos de alergias le metemos la cuña de primeros auxilios o cuando se trata la prevención de accidentes también. Es muy importante que tengan nociones básicas”. Esto no se limita a los niños, pues considera que es esencial que se conozca en todas las edades, ya que una parada o un atragantamiento puede ocurrir en cualquier momento.

Pero no es importante solo para los ciudadanos de a pie, sino también es fundamental la actualización de conocimientos de los profesionales. “Todos en algún momento hacemos curso de actualización de RCP, pero desde que lo haces hasta que ocurre una situación real puede pasar mucho tiempo”, explica.


La Enfermería y el fútbol

La joven recuerda que eligió estudiar Enfermería porque “le encanta ayudar a las personas” y lo veía como una forma de poder cuidar a la gente. Estuvo a punto de elegir Ingeniería Química, pero a última hora se decantó por la rama sanitaria. Ahora, con el paso del tiempo, tiene claro que no se equivocó: “Me gustaba mucho la química, pero fue todo un acierto porque o podría haber estado en un laboratorio por mucho que me gustara”.


Magdalena López Carrasco durante un partido

Actualmente, compagina su trabajo con su pasión por el fútbol. Esto es posible gracias a que se sacó la oposición de Salud Pública, consiguiendo la novena plaza de 17 que se ofertaban para la Comunidad de Madrid, pero abierta para toda España. Estas pruebas las califica “como los Juegos del Hambre”. Tuvo que hacer un examen tipo test, desarrollar un tema, luego casos prácticos y defenderlos antes el tribunal. En su preparación no dejó de trabajar ni tampoco dejó de lado al fútbol. “Mientras estudiaba el fútbol me daba la vida, era mi vía de escape”.

Con esta plaza ha conseguido un horario que le permite acudir tres veces en semana a los entrenamientos de su equipo en Villaviciosa de Odón, más el partido de cada fin de semana. López Carrasco expone que jugar al fútbol le ayuda en su labor como enfermera, pues consigue “hacer mejor el trabajo en equipo, aprender a coordinar un equipo de personas grandes y gestionar las necesidades de cada uno”. Por el contrario, su profesión la aplica para saber evaluar su estado físico y de ánimo.

Fuente : Reaccion Medica