Los puntos clave del manual del personal de salud para la vacunación de Sputnik V

El Gobierno Nacional planeó al detalle el operativo de vacunación que se desplegará en todo el país para cubrir aplicaciones de 51 millones de dosis de las diferentes vacunas que arriben al país. 

Ante la inminente llegada de Sputnik V, la Dirección de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles elaboró un «manual del vacunador», con el que se guiarán los más de 116 mil integrantes de los equipos, entre vacunadores y personal de apoyo, y 7.749 establecimientos de salud que participarán del operativo. 

Allí queda claramente establecido que se realizará una «vacunación en etapas», con un orden de prioridad de los grup+os de población a vacunar en cada una de las etapas establecidas. 

«Para establecer la priorización de las poblaciones a vacunar en las distintas etapas se contemplan también criterios establecidos en función del riesgo de desarrollar la enfermedad grave y complicaciones por COVID-19, la probabilidad de una mayor exposición al virus, la necesidad de mitigar el impacto de la COVID-19 en la realización de actividades socioeconómicas y la posibilidad de incidir en la cadena de transmisión», establece. 

RIESGO POR EXPOSICIÓN Y FUNCIÓN ESTRATÉGICA: 

  • Personal de salud con escalonamiento a Fuerzas Armadas, de seguridad y personal de servicios penitenciarios.
  • Personal docente y no docente (inicial, primaria y secundaria). 
  • Otras poblaciones estratégicas definidas por las jurisdicciones y la disponibilidad de dosis. 

RIESGO DE ENFERMEDAD GRAVE: 

  • Adultos de 70 años y más
  • Personas mayores residentes en hogares de larga estancia
  • Adultos de 60 a 69 años
  • Adultos 18 a 59 años de grupos en riesgo

Condiciones de conservación: 

El manual explica también las medidas a tener en cuenta para una correcta conservación de la vacuna teniendo en cuenta que «es termolábil y debe almacenarse en un lugar oscuro». 

«Se requiere de una cadena de frío que asegure una temperatura de congelación de menos dieciocho grados Celsius (-18 ° C) o menor. Todas las etapas de almacenamiento y transporte desde el momento de la producción hasta el momento de su uso deben asegurar la cadena de frío. Una vez descongelada, usar dentro de los 30 minutos de descongelación»

En el caso del transporte, deberá realizarse a una temperatura de congelación de menos dieciocho grados Celsius (-18 ° C) o menor. «El cumplimiento del régimen de temperatura debe estar debidamente documentado, registrando los controles de temperatura dos veces por turno», indica el manual. 

Además, se puntualiza que una persona debe realizar las lecturas de temperatura y garantizar el control continuo de la temperatura de almacenamiento, así como las jurisdicciones deben contar con un plan de contingencias para situaciones de emergencia. «En caso de mal funcionamiento del freezer o cortes de energía, se debe contar con fuente de energía de reserva (grupo electrógeno) y freezer alternativo acondicionado para reacomodar las vacunas con urgencia», complementa.

Además, señala que «alternativamente, para conservar las vacunas, se puede contar con suficiente cantidad de paquetes fríos congelados listos en todo momento, conservados en contenedores especiales de transporte». 

La vacuna, que se deberá inyectar en una dosis de 0,5 mL, se aplicará vía intramuscular, en el músculo deltoides (el tercio superior externo del hombro externo). «El calibre de la aguja para esta ubicación de inyección puede estar entre 22G y 25G o entre 5⁄8 y 1 pulgada, según la técnica de administración», explica el manual. 

La inyección intravenosa del producto está estrictamente prohibida por el Ministerio de Salud. «Si por error programático se hubiera administrado por otra vía distinta a la intramuscular, la dosis debe considerarse no válida», enfatiza el documento.