Las enfermeras escolares denuncian: «No tenemos reconocimiento profesional»

Buen día colegas , muchas noticias de España dirás porque, para ver la parte mundial en nuestra profesión veo España como además de estar en nuestro idioma, o casi, muchas áreas trabajando para mejorar la profesión y eso me parece que tenemos que tomar de ejemplo, así que vamos por la nota que me pareció muy interesante.

La presidenta de la Asociación Madrileña de Enfermería en Colegios repasa las demandas de este colectivo profesional

La figura de la enfermera escolar no está reconocida a nivel estatal.
La Enfermería escolar, una reivindicación histórica de profesionales, sindicatos y organizaciones del gremio, ya se está estableciendo de «forma experimental» en varios centros de toda España. Esta figura, que no está reconocida a nivel estatal ya que depende de cada comunidad autónoma, atiende diariamente en los centros educativos problemas de salud que van desde alergias hasta paradas cardiorrespiratorias. Sin embargo, la presidenta de la Asociación Madrileña de Enfermería en Centros Educativos (Amece), Natividad López, relata a Redacción Médica cómo es el día a a día de una enfermera escolar y cuáles son las desventajas, como «el escaso reconocimiento profesional«.

¿Debería extenderse la Enfermería Escolar a toda España?

En la Comunidad de Madrid actualmente hay más de 500 enfermeras trabajando en los colegios y en el resto de las comunidades autónomas se está implementando de manera «experimental» y sin un criterio uniforme, porque los padres y asociaciones de niños con enfermedades crónicas luchan por ello y lo solicitan sin descanso. Desde la Asociación
abogamos por una enfermera en cada colegio, porque la Enfermería Escolar no es un lujo, es una necesidad.

¿Cuáles son los casos más frecuentes a los que se enfrenta una enfermera escolar?

Desde el seguimiento y control de los alumnos con enfermedades crónicas: asma, diabetes. epilepsia, multialergias, enfermedades raras, discapacitantes, accidentes de todo tipo, atragantamientos, traumatismos más o menos severos, hipo e hiperglucemias, crisis asmáticas, crisis epilépticas, alteraciones conductuales y muchas alteraciones o patologías de salud mental.

En los colegios, se producen paradas cardiorrespiratorias que han resuelto las enfermeras escolares solas hasta que han llegado los servicios sanitarios de urgencia, y son bastantes más de lo que parece, no debemos olvidar que los escolares pasan muchas horas del día en los colegios.


«En los colegios hay paradas cardiorrespiratorias que han resuelto enfermeras solas»

¿Qué le dicen los padres y los profesores de su trabajo?

En los colegios donde hay enfermeras, tanto las familias como los profesores están tranquilos. Las familias nos enseñan grandes lecciones de vida que no se aprenden en los libros y nos confían a sus hijos, gran responsabilidad que asumimos.

Los profesores están informados por la enfermera de los datos de salud necesarios y también formados en primeros auxilios, los colegios son grandes y
las enfermeras de momento no tienen alas. Los profesores, bajo nuestro punto de vista, ya tienen bastante con sus actividades lectivas y no están capacitados para valorar un problema de salud y mucho menos para tratarlo.

Es curioso que los enfermeros no podamos dar un determinado medicamento como un paracetamol y en los colegios que no hay enfermeras, circulen antibióticos y todo tipo de medicaciones que pueden ser administradas por el director, conserje, profesor y sin ninguna pauta médica.

¿Alguna vez ha tenido algún problema en su puesto de trabajo?

Alguno ha habido y habitualmente por desconocimiento de las competencias enfermeras por parte de las familias e incluso de compañeros docentes. Somos humanos y nuestra actitud es la de mantener estándares de calidad adecuados y mejorar continuamente, todos los profesionales en cualquier trabajo pueden tener un momento gris, pero si nos ponemos a ejercer nuestra profesión de manera “defensiva”, genera más estrés del que ya tenemos. Protocolos claros, buena aptitud y conocimientos más arte y humor.

En los colegios que hay enfermeras escolares solas, incidencias laborales hay muchas: no saber exactamente cuáles son sus competencias profesionales, no estar garantizada
la continuidad de cuidados y cada curso escolar cambiar de enfermera en el colegio y baja remuneración económica por el escaso reconocimiento profesional.

¿Prefiere trabajar en un colegio o en un centro sanitario? ¿Por qué?

Muchas enfermeras que aterrizan en colegios están deseando que acabe el curso, hay colegios muy complicados y no todos estamos preparados. La mayoría, descubren la parte mejor de estar inmersa en el mundo educativo, aportan esas fortalezas sanitarias y querrían siempre estar en un colegio.

¿Qué le parece que en algunas comunidades, en vez de contar con enfermeras escolares, formen a los profesores en atención sanitaria? 

Los profesores siempre deben estar formados y sobre todo informados de lo que no hay que hacer en determinadas ocasiones, como por ejemplo, salir corriendo con un niño que está sufriendo una crisis epiléptica. Pero esta formación básica nos les permite ni da las competencias para actuar ante distintos problemas de salud.

«Los profesores no tienen formación para actuar»

Las enfermeras escolares podemos formar a toda la comunidad educativa, para minimizar los potenciales riesgos en la salud que pueden ocurrir en el colegios, pero no por ello damos clase de biología o anatomía.

como te ves colega enseñando?

coméntalo!

Sobre Santiago Feliu 1743 Artículos
Lic. Santiago F.Feliu Enfermería- Legal - Forense Especialista en Aerovacuacion

Sé el primero en comentar