El enfermero que extraiga y administre una dosis ‘extra’ de la vacuna no tendrá respaldo legal ni administrativo

La Asociación Nacional de Enfermería y Vacunas explica que debería reflejarse en la ficha técnica o en una instrucción de la Aemps, el ministerio de Sanidad o las consejerías.

Ante la posibilidad de extraer una séptima dosis de la vacuna Comirnaty (Pfizer-BioNtech) y una undécima dosis de las vacunas de Moderna y de Astra-Zeneca, la Asociación Nacional de Enfermería y Vacunas (Anenvac) explica que en una vacunación masiva, en la que intervienen miles de enfermeras, es totalmente imposible conseguir esto en todos los casos y que, además, sería preciso disponer del material y el marco legal para hacerlo.

De hecho, la extracción y autorización de una séptima dosis en el caso de la vacuna de Pfizer, según Anenvac, debería estar reflejada en su ficha técnica de la vacuna, o bien en una instrucción específica por parte de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), el Ministerio de Sanidad o la consejería de salud correspondiente de cada comunidad autónoma, y no es así.

“La enfermera que procede a la extracción y administración de una séptima dosis ahora no tiene ningún respaldo legal ni administrativo, por lo que en caso de que pudiera surgir cualquier problema derivado de esta acción, se podría encontrar sin el apoyo de la administración sanitaria para la que trabaja”, asegura José Antonio Forcada, su presidente.

Anenvac explica que es arriesgado intentar llevar a cabo una séptima dosis por el riesgo de no obtener la adecuada de 0,3 ml. en todos los casos

Lo cierto es que Pfizer-Biontech-en su ficha técnica establece que se pueden extraer solo seis dosis de un mismo vial con jeringas de bajo espacio muerto; y la Agencia Europea del Medicamento (EMA) también descarta una séptima dosis e indica que la extracción, como máximo, es de seis con estas agujas especiales.

Faltan instrucciones específicas

Ante este panorama, Anenvac desaconseja esta práctica, a la espera de instrucciones específicas dirigidas a las profesionales de Enfermeríapor parte de las administraciones competentes. “

En una vacunación de estas características supone un elevado riesgo intentar llevar a cabo esta práctica (una séptima dosis) por el riesgo de no obtener la dosis adecuada de 0,3 ml. en todos los casos. Hacen falta, además, una jeringas especiales (bajo espacio muerto) que se siguen sin tener en muchos casos y que tampoco garantizaría los 0,3 ml. indicados en la ficha técnica de Pfizer”, dice Forcada.

Falta formación y entrenamiento

El presidente de Anenvac recuerda que no se debe combinar el volumen sobrante de vacuna de varios viales y que, a pesar de que la extracción de la séptima dosis se ha venido realizando frecuentemente por muchas profesionales desde el inicio de la vacunación, no siempre se ha conseguido.

“Cuando ha sido realizada en condiciones experimentales ideales, donde solo intervienen una o dos enfermeras utilizando todas estas condiciones ideales (tiempo, entrenamiento y materiales adecuados), sí que es posible conseguirlo, pero en situaciones reales es imposible garantizarlo en el cien por cien de los casos”, dice.

Explica, además, que en las fichas técnicas de las vacunas de coronavirus se indica que la vacuna Comirnaty (Pfizer-BioNtech) contiene 6 dosis de 0’3 ml, y las vacunas de Moderna y de Astra-Zeneca, 10 dosis de 0’5 ml.

Fuente : https://www.diariomedico.com

News Reporter
Lic. Santiago F.Feliu Enfermería- Legal - Forense Especialista en Aerovacuacion